ESTRUCTURA DE CADA VOLUMEN

Este apartado va dirigido a los investigadores como guía esencial para organizar las divisiones de la materia. Si tomamos como referencia el volumen: Los Patriarcas (Vol. 7 de la colección y I de la sección ANTIGUA ALIANZA),   observaremos que tiene como estructura básica una introducción y dos partes. Cada una de las partes lleva un subtítulo más explicativo o concreto sobre el contenido. Obsérvese:

 

Introducción. El Antiguo Testamento: fuente en la iconografía cristiana

 

Los relatos de los orígenes

Orígenes de la humanidad

 

Inicio del tiempo histórico

Historia de Abrahán y sus dos hijos

 

Así se estructuran las partes en que se divide el volumen. Obsérvese que en la edición impresa, el título de cada parte ocupa una página completa y el subtítulo encabeza la primera página del texto impreso que precede al Preámbulo. Dicho preámbulo reúne una serie de consideraciones generales, y su redacción por el autor encargado se acomodará a un documento word independiente con su orden de notas al pie (las cuales en la edición impresa van al final).

El Preámbulo es considerado como el primer capítulo en que se estructura cada parte. Por tanto, consideramos como capítulos cada una de las divisiones internas de cada parte del volumen.

Así, en la primera parte: Los relatos de los orígenes / Orígenes de la humanidad, tenemos los siguientes capítulos:

                    Preámbulo

                    La caída

                    La descendencia de Adán y Eva

                    El ciclo del Diluvio

                    etc.

En la segunda parte: Inicio del tiempo histórico / Historia de Abrahán y sus dos hijos, tenemos los siguientes capítulos:

                    Preámbulo

                    Juventud de Abrán

                    Vocación de Abrán

                    Abrán en Egipto

                    etc.

A cada capítulo corresponde la redacción de un documento independiente con autonomía propia. Es decir, se redactará como si de un artículo independiente dentro de una revista o una miscelánea. Esto implica su correspondiente orden numérico de las notas al pie de página, así como de las imágenes. También del orden bibliográfico. Por ejemplo, si se cita una obra bibliográfica no se pondrá op. cit. si la primera cita de dicha obra está situada en un capítulo anterior, en cuyo caso se deberá citar por primera vez nuevamente. Las notas deben disponerse a pie de página, aunque en la edición impresa figurarán al final de cada capítulo.

Los autores, por tanto, deben crear tantos documentos como capítulos les corresponda.

Como ejemplo esquemático, en el vol. sobre Los Patriarcas, obsérvese la estructura que lleva el inicio de la segunda parte con su Preámbulo, así como el capítulo Abrán y Agar. Este capítulo lleva en algunas partes dos subdivisiones (aunque lo normal es una sola subdivisión).


Inicio del tiempo histórico

Orígenes de la humanidad 

§ Preámbulo 

El preámbulo equivale al primer capítulo y va en un doc. word autónomo.

§ Abrán y Agar 

Es un capítulo y por tanto va en un documento word autónomo, con su numeración de notas así como de imágenes y orden bibliográfico.

 

1 imagen por cada 3.000 caracteres con espacios, incluyendo notas.

                   Agar ofrecida a Abrán por Saray

 

                   Agar desprecia a Saray por su esterilidad

                              I. Saray despreciada

                              II. Abrán carga con el agravio de Saray

                              III. Agar, maltratada, huye al desierto

                    Agar y el Ángel de Yahvé. Retorno de Agar

                              I. Agar y el Ángel de Yahvé

                              II. Retorno de Agar

                    Nacimiento de Ismael

                              I. El Nacimiento de Ismael

                              II. Entrega de Ismael a Abrán

Subdivisiones del capítulo. 

 

 

 

 

 

 

No son documentos autónomos. Forman parte de la estructura del capítulo.

Dos subdivisiones como máximo. La segunda subdivisión va precedida del ordinal correspon- diente.


 

ESTRUCTURA DE CADA CAPÍTULO

El conjunto de tipos iconográficos derivados de la Biblia responde generalmente a tipos de carácter narrativo, siendo los tipos conceptuales algo que se concreta generalmente alrededor de personajes bíblicos representados fuera del tiempo bíblico (por ej., el profeta Isaías en la polsera de un retablo gótico, con una filacteria con su nombre o con un texto significativo). Lo normal, pues, es tener pasajes narrativos bíblicos traducidos a imagen: tipos iconográficos narrativos.

Cada capítulo corresponde a la tipología iconográfica de un pasaje bíblico muy preciso. Esto significa que cada pasaje bíblico, o tema, se concreta visualmente en un solo tipo iconográfico, mas no es siempre así. Lo normal es que se conforme en un corto ciclo con tipos iconográficos sucesivos (método cíclico) o, incluso, que el artista opte por representar acciones sucesivas en el tiempo condensadas en un solo tipo iconográfico (método simultáneo). Suele ser corriente la composición icónica de ciclos, en donde cada momento del ciclo se concreta como un tipo iconográfico.

Para componer la estructura de las divisiones internas es de gran ayuda el prontuario presentado en la parte correspondiente al Sumario y distribución de los contenidos. En cualquier caso, cada investigador deberá obrar como mejor crea conveniente, procurando siempre que se mantenga un orden de los tipos en función del orden narrativo bíblico (canónico o parabíblico). Para ello la consulta al browser del Iconclass será fundamental: www.iconclass.org/rkd/71/

En la redacción de cada capítulo se procederá así:

  1. Tras el título (ej.: Abrán y Agar) vendrá, a modo de presentación,  un resumen del pasaje bíblico correspondiente con sus referencias bíblicas indicadas (ej.: Gn 6,11-20)  pero sin introducir citas del texto. Se trata de dar una idea general.
  2. A continuación conviene hacer alguna referencia patrística general y, si procede, alguna referencia bibliográfica, también general, de carácter interpretativo.
  3. Se enumeran los tipos iconográficos propios del pasaje anunciando así cada una de las divisiones del capítulo.
  4. Tras el título de la sección o división (ej.: Agar ofrecida a Abrán por Saray) se concreta, con la cita correspondiente, el pasaje o tema (Biblia de Jerusalén [versión 2009] en el texto y Nueva Vulgata en la nota al pie).
  5. Interpretaciones patrísticas con sus citas y referencias correspondientes.
  6. Análisis diacrónico del tipo iconográfico. Se procederá desde las manifestaciones más antiguas avanzando hasta las más recientes observándose su continuidad y variación.

Será bastante corriente encontrarnos con el hecho de que, dentro del tema o pasaje correspondiente al capítulo, su concreción visual se haga mediante más de un tipo iconográfico, a veces varios. En este caso las posibilidades para la redacción teniendo en cuenta cada uno de de esos tipos (nunca deberemos llamarlos «subtipos», término incorrecto disciplinariamente), son las siguientes:

a) Si se trata de dos, o incluso tres, tipos muy próximos y sin demasiada complejidad, se van estudiando conjuntamente en el mismo plan diacrónico, siempre marcando la diferenciación i explicando.

b) Si se trata de varios tipos, muy singulares o diferenciados entre sí, se puede optar por la subdivisión, entendiendo que en cada una de estas subdivisiones ya no se hace referencia a las fuentes —bíblicas o patrísticas— sino que se aborda directamente el estudio diacrónico de las imágenes, siempre desde la más antigua hacia la más reciente. El título de cada una de estas subdivisiones va precedido por el número ordinal correspondiente. Ejemplos:

                    I. Saray despreciada

                    II. Abrán carga con el agravio de Saray

                    etc.

 

ENTREGA FINAL

Una única carpeta que contendrá:

a) El texto en documento word.

b) Cada una de las imágenes con la máxima calidad, numeradas como: 01, 02, 03, etc. Nunca se hará una carpeta separada para las imágenes. El número de imágenes se calcula en proporción al número de caracteres con espacios, incluidas notas al pie: 1 imagen cada 3.000 caracteres con espacios.

c) Documento con los textos de las imágenes de acuerdo con sus normas. Esta relación podrá ir también al final del documento de texto principal (a) en lugar de este segundo documento.