A partir de la experiencia en la edición de varios volúmenes, han podido establecerse una serie de normas específicas o NORMAS DE ESTILO a las que de modo obligatorio, preciso y riguroso, se ajustan los investigadores en la preparación de los textos.

Estas normas asumen también las NORMAS ORTOTIPOGRÁFICAS generales de Ediciones Encuentro.