La versión óptima de la Biblia debe ser la Vulgata latina. Ediciones Encuentro exige que las citas bíblicas en español se hagan a través de la Biblia de Jerusalén, puesto que se trata de un texto muy autorizado, pero el carácter de nuestra investigación exige que se tome como base la fuente latina debido fundamentalmente al hecho de ser la versión más cercana a la conformación de los tipos iconográficos. La ofrecemos a continuación en dos versiones on line, de las cuales la más actualizada es la correspondiente a 2009.

La llamada Vulgata Sixto-clementina (Biblia Sacra juxta Vulgatam Clementinam) es la versión clásica de  Vulgata fijada a partir del Concilio de Trento. La Nova Vulgata o Neo-Vulgata (Nova Vulgata Bibliorum Sacrorum Editio) es la edición oficial publicada por la Santa Sede. No es exactamente una edición crítica de los textos de la Vulgata de san Jerónimo, sino una revisión del texto latino de la Biblia que hace concordar mejor los textos hebreos y griegos con el latino. Introduce, así, elementos que no están presentes en ningún manuscrito antiguo sobre la Vulgata. Se puede hacer un uso discrecional de cada versión según convenga con el criterio de cada investigador. En muchas ocasiones hay aspectos en los tipos iconográficos que responden a la versión Sixto-clementina que no se hallan ya en la Nova Vulgata.

Biblia de Jerusalén (Ed. 2009)

Biblia de Jerusalén

Nova Vulgata

Es obligatorio utilizar las abreviaturas de la Biblia de Jerusalén: 

Véanse en las Normas específicas, otros aspectos sobre el uso de la Biblia.